Alumnos sordos sin intérprete. ¿Dónde está la educación accesible?

Hace poco más de diez años se promulgaba la Ley 27/2007, una ley que reconoce oficialmente las lenguas de signos españolas y que garantiza el derecho de cualquier alumno sordo a tener una educación accesible en lengua de signos. Y en pleno 2018, nos preguntamos: ¿por qué siguen habiendo alumnos sordos sin intérprete de lengua de signos en su aula?

Alumnos sordos España / Discapacidad auditiva
Foto: laprovincia.es

A día de hoy siguen llegando quejas desde todos los puntos de España. Por ejemplo las de Estefanía Rico (26 años) y Daniel de la Casa (25 años), ambos alumnos sordos en el IES Victoria Kent de Elche. Cinco meses después de empezar el curso, la Generalitat Valenciana aún no ha cumplido con lo que los alumnos y el centro habían solicitado a su debido tiempo: solo hay uno de los dos intérpretes que se necesitan (y llegó al mes de haber empezado las clases). Pero pasa lo mismo en Murcia, donde el curso empezó con 90 alumnos sordos sin intérpretes; en Málaga, donde hay cuatro institutos con alumnos sordos que no tienen intérprete asignado); en Asturias, en donde algunos alumnos solo tienen intérprete de LSE dos horas al día;  en Madrid (como ejemplo, en los últimos años, la Universidad Complutense ha reducido a la mitad su inversión para garantizar la accesibilidad de las personas con discapacidad auditiva)… o en Ibiza, donde directamente, el curso pasado, la Conselleria de Educación eliminó a los intérpretes de lengua de signos para hacer a los niños «más autónomos».

Incluso el Comité de Derechos del Niño de las Naciones Unidas ha mostrado recientemente su «preocupación por la situación de la infancia con discapacidad en España» y ha instado al Gobierno a agilizar el II Plan de Accesibilidad Nacional y garantizar su implementación para la inclusión de niños y niñas con discapacidad, para garantizar su acceso igualitario a una educación inclusiva de calidad.

Pero… ¿cuántos alumnos sordos hay en España?

Tenemos un dato, ofrecido por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, que nos dice que en España hay matriculados 8.468 alumnos con discapacidad auditiva y que corresponde a «las diferentes administraciones educativas […] disponer los medios necesarios […], incluida la asignación de intérpretes».

Alumnos sordos / Discapacidad auditiva en España
Alumnado con necesidades educativas especiales por enseñanza y discapacidad. Curso 2015-2016. Fuente: Ministerio de Educación.

 

Aunque se están realizando avances, parece que el acceso de las personas sordas a la educación con plenas garantías sigue siendo una asignatura pendiente. No debemos olvidar que la lengua de signos es la lengua natural de la comunidad sorda y que, por tanto, un ILSE debe ser esencial durante toda la etapa educativa, ya que será el hilo conductor entre el profesorado, el alumnado sordo y sus compañeros oyentes.

Joseph MurrayDelphine le Maire y Maartje De Meulder lo plasman a la perfección en su publicación ¿Una educación en lengua de signos como derecho humano?, donde reflexionan sobre la interpretación del art. 24 de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de las Naciones Unidas (CRPD):

Una disposición clave de la CRPD para las personas sordas fue la inclusión de artículos que permitirían a los niños sordos ser educados en lengua de signos […]. Sin embargo, los actores no estatales no han reconocido plenamente esta disposición en las interpretaciones posteriores a la ratificación del art 24.

Entidades como la Confederación Estatal de Personas Sordas (CNSE) o el CERMI, entre otras, trabajan estrechamente con el Ministerio de Educación para contribuir a la mejora de la calidad de la educación en las personas sordas y han publicado un montón de estudios sobre la situación, detectando necesidades y proponiendo mecanismos de mejora.

Pero la realidad es que sigue habiendo enormes deficiencias y que las personas sordas todavía tienen barreras para acceder a la educación, el empleo, los servicios sanitarios o el ocio. ¿Está la pelota en el tejado de las Comunidades Autónomas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *